Volt I: en la energía también queremos decidir

Una vuelta al modelo energético, dando un “VOLT” que los visite.

Entre el 26 y el 28 de septiembre, la Xarxa per la sobirania energètica llevó a cabo el primer VOLT oligotóxico en Cataluña con el objetivo de reclamar el derecho a decidir sobre temas energéticos. Inspirado en los toxic tours realizados en México, Ecuador, Estados Unidos… el VOLT oligotóxico fué una visita guiada y participada en los puntos negros del modelo energético catalán; un modelo oligopólico, agresivo, fósil y obsoleto. Pero también mostró algunas experiencias que inician un camino hacia una nueva, urgente y necesaria forma de convivir con la energía. La idea de fondo: darle la vuelta al modelo energético actual.

Derecho a decidir… en la energía

El objetivo del VOLT I fué la denuncia de proyectos con impactos potenciales o que ya han mostrado su gravedad, y la visibilización de algunas propuestas de cambio y la reflexión en torno a la soberanía energética: ¿Quién decide en realidad sobre las infraestructuras energéticas? ¿A quién sirven las políticas energéticas actuales? ¿Quién decide cuánta energía se produce? Quien decide de dónde proviene esta energía? Y, sobre todo, ¿para qué se utiliza la limitada cantidad de energía de que podemos disponer? En definitiva, la reivindicación del derecho a decidir entre todos y todas cuánta energía necesitamos, de qué fuentes la queremos obtener y para qué priorizamos utilizarla.

Vivimos en un modelo energético tóxico y centralizado, con graves consecuencias para la vida y la calidad de vida de las personas (guerras por los recursos, pobreza energética, colapso…). Frente a ello, contamos con la energía de las personas y creemos en el sentido de red y de colectividad. Un giro de 180º en nuestra manera de pensar la energía ya está en marcha.

oligotoxic-300x255

Ruta

Arrancó el viernes 26 de Barcelona, donde se realizó un acto de denuncia del monopolio de Endesa en Cataluña, y tuvo paradas en los puntos negros energéticos más destacados del territorio catalán: El proyecto Castor en Alcanar (Plataforma Ciutadana en Defensa de les Terres del Sénia), la nuclear en Vandellós (Campaña 25 años accidente Vandellós I), Barcelona World en Salou (Plataforma Aturem Barcelona World), el fraude de los purines en Osona (Grup de Defensa del Ter), Riudaura (Plataforma Aturem el Fracking), Fellines (No a la MAT, línea de Muy Alta Tensión) y Palamós (Aturem les prospeccions a la costa catalana). En cada parada, se realizaron actividades lúdico-reivindicativas, charlas y debates.
A media ruta, el sábado 27 por la tarde, el VOLT hizo parada en Torregrossa (Lleida). Allí, se visitó la planta de biogás de Som Energia como ejemplo de las propuestas de producción de renovables a pequeña escala que se están desarrollando en Cataluña. Som Energía explicó su experiencia en Sant Celoni, donde el Ayuntamiento es socio de la cooperativa y tiene contratada la electricidad de ocho viviendas sociales. Una parada central, para poner énfasis en aquellas iniciativas que abren un camino de trabajo en el ámbito de la energía, apostando por un modelo localizado que pone la energía en manos de la ciudadanía.

En la web de la Xse encontrarás toda la información del primer VOLT.

Del primer VOLT también salió un documental. ¡No te lo pierdas!